¿Qué somos?

jueves, 15 de julio de 2010

RECUERDO DE UNA MEMORIA INCIERTA

Necesito llorar mi pasado, pegarle una patada, utilizarlo como si de una puta rastrera se tratase. 

Recientemente he sido consciente bajo confesiones directas de que mi vida ha sido manipulada (no pretendo que a nadie le importe), un puto teatro de marionetas en el que han decidido cosas por mí que a mí me tocaba elegir. Y estoy descargando toda mi rabia escribiendo en el papel como si quisiera rajarlo -entre mosquitos que me están comiendo en mitad de una noche de verano-, un papel que no ha hecho mal a nadie, un papel que, al igual que yo, no eligió ser papel, sino que quiso seguir siendo el árbol que no lo dejaron ser.

Quiero rajarme la piel en un grito desesperado, arrancarme el pelo con las manos, matar a alguien. Pero… ¿tengo derecho? NO, por supuesto que no tengo derecho, porque mi ahora no tiene la culpa de mi antes. Y mi ahora llora lágrimas de sangre cuajada, podrida por todos los años de antigüedad que atesora, y amenaza con hacerme muchísimo daño.

Mi infancia es un recuerdo borroso, más agrio que dulce, con lagunas increíbles. Me siento más frágil que nunca, me hace daño cada recuerdo.

Siento que mi vida no va a ninguna parte. Y voy vestido con un traje de nostalgia de lo que nunca me ha pasado, dando tumbos por ahí y con el maquillaje corrido de después de una actuación que a nadie le importó.

Cuando me desnudo, todo el mundo sale corriendo y me siento desarropado. Después me vuelvo a poner el traje, pero ya está roto y sucio y a través de las roturas se deja ver una piel fustigada por armas inmateriales. Es entonces cuando mi cuerpo inerte se sienta en cualquier esquina esperando a que pase un puto día más. Y no hago nada, y me siento el doble de mal por no hacerlo; a través de la ventana veo la lluvia, pero el teléfono no suena e internet ya no funciona. Tampoco hay luz, así que no puedo escuchar música para terminar de deprimirme en condiciones. La cena está servida para mis amigos, pero un día más no vienen (me lo olía) porque saben que les voy a hablar de mis problemas. Así que un día más me voy a la cama sin ducharme, con la misma mierda y la manta rota, tardando en dormirme porque pienso en nada, y esa nada es todo, y ese todo me come el estómago.

Y NADIE ME ESCUCHA. Al final mis ojos se cierran, tumbado en cualquier posición. A la luz de una farola se observa mi cama con la manta arrugada, el pie izquierdo asomando con el calcetín medio quitado y el brazo derecho detrás de la cabeza despeinada.

Un nuevo día llama a mi ventana forzando el cristal con una luz amarilla que encandila mis ojos. Curiosamente recibo una buena noticia. Estoy que me salgo. Lo publico en facebook y, al salir de la ducha tengo llamadas perdidas en el móvil y treinta y cinco notificaciones en facebook. Después de un rato mis amigos se presentan inesperadamente con una sonrisa a comerse la cena del día anterior.


7 comentarios:

leo dijo...

no sé lo que te ha pasado, hace que no hablamos, ahora estoy donde estoy pero tengo fecha de ida.
deseandoestoy de pasar un dia contigo, ir a la cena que mantienes preparada y sobre todo abrazarte de la forma que tú y yo sabemos.
te quiero, pronto estoy alli .

Anónimo dijo...

cuentas conmigo, dani te lo digo en serio y cuenta conmigo por favor, quiero ayudarte.mil besos dulces.
Santi

espronceda dijo...

DANIEL: ! Lástima que seas tan complejo para mí! Me encanta leerte pero a la vez me entristece que alguien pueda estar pasandolo mal. Como las oscuras golondrinas volverá a verte alguna amiga que te abrazará como solo ella sabe hacerlo.

Confia y espera

Anónimo dijo...

hay parrafos enteros que tal vez no sabría escribir pero que mi alma ha vivido de la misma forma

victor dijo...

Dani, dani..., no borres el pasado, mantiene el presente y cuida de nosotros para el futuro..., los recuerdos son lo qeu son, recuerdos, solo recuerdos...pero nos guian...no lo olvides...ademas, tambien nos ayuda a encontrar una mirada, una escucha...una atención de alguien que nos aprecia, nos quiere..nos...nos.....
Sabes donde encontrarme...tambien encontraras una mirada..., una atención, una escucha....

Cuidate mucho ...Victor.

Manuel Eliche dijo...

para entender tu presente, no olvides tu pasada
ya harás un viaje hacia un sitio sin saber lo que harás alli, a lo Claire Fisher
por favor, sigue escribiendo, es todo bonito
un saludo

DANIEL dijo...

Muchas gracias. Tu comentario me ha iluminado el día. De hecho, llevo una semana fraguando cosas en la cabeza y a lo mejor hasta me animo a escribir esta noche.
Supongo que habrás llegado hasta mi blog a través de la página de facebook de "Six Feet Under".
1 saludo muy grande. Te visitaré en tu blog.